Pavel Esquerra

Estas aguas


Tu rostro flota en el jardín de la casa

como si la gravedad no surtiera efecto,

por ser pura niebla

y un montón de espejismos

que desfallece cuando te adentras leve

susurrándome palabras

algo inconexas, algo muertas en vida,

como las hojas que se degradan

sobre estas huertas que luego serán

el verde agitado de los árboles,

los que amanecen

para dialogar conmigo,

estas aguas del corazón.


Sin descansos ni reparos


Para ser feliz

basta conocer el paisaje

que acontecerá en este día,

y para ello puede que las farolas

ayuden un poco.

Desde una idea y un parque

que concedan a todos una entrevista

con los trigales y los claveles,

allí donde lo pesaroso es anochecer,

ante tanto amor inconcluso

entregado a cambio

de todo acorde nacido del deseo

y de toda semilla que en uno se repite

en espera de ser sembrada.


Para ser feliz, basta con amar,

aunque en ello vayan los sueños

y en nosotros lo humano.







Pavel Esquerra Díaz (Trinidad, Cuba 1970).

Premio nacional de talleres literarios 1994. Ha publicado los libros, El violín quebrado, Silencio impronunciable (Ediciones Luminarias). En el 2018 se le publica el libro, Oráculo del crisantemo, por el Proyecto Editorial Callejas de la ciudad de Trinidad. También en 2018 gana el concurso XXXIX aniversario de la fundación del periódico Escambray.

Como trovador ha participado en dos festivales nacionales de la trova efectuados en la ciudad de Sancti Spíritus, además de mantenerse activo como compositor. En el 2017 gana el premio de composición en el festival nacional Cantándole Al Sol en La Habana.

Sus pinturas se exponen en certámenes municipales de la localidad de trinidad, dígase el concurso de artes plástica Benito Ortiz Borrell, convocado por la galería municipal de la ciudad de trinidad.